En respuesta a la Violencia y a la Locura (Una perspectiva Budista)

January 11, 2015   |   2 Comments

IMG_3889Translation courtesy of Yolanda Andrade.

Tal vez han visto las noticias donde hombres armados abrieron fuego en las oficinas de la “revista satírica” Charlie Hebdo, publicación francesa que en el pasado ha enfurecido a los extremistas islámicos. 12 personas, incluyendo el famoso caricaturista francés, fueron asesinadas. Pensé que era un chiste, No lo es.

Nada puede mejorar lo sucedido. No hay explicación que ayude. Un hecho de tal violencia y locura lanza nuestras mentes en el caos y nos sumerge en la confusión. Es normal. Esto es lo que significa sentirnos con el corazón desgarrado y es completamente normal. Queremos actuar violentamente. Queremos prevenir que estas cosas sucedan. Queremos ayudar, pero cómo podemos ayudar?

Hay algo que pueden hacer y no es lo que ustedes piensan. De hecho, no tiene nada que ver con ningún razonamiento, no importa cuan profundamente exacto o bien construido.

Antes de comenzar, por favor, por favor les ruego: Miren sus pensamientos ahora mismo. ¿Están pensando en alguna de las siguientes?

Los extremistas islámicos están robando nuestra libertad y debemos destruirlos o ser destruidos.

Los puntos de vista liberales son estúpidos y no nos protegerán. Hay que unirnos con los conservadores para salvar nuestras vidas.

Los conservadores son estúpidos y en realidad nos dan más de lo mismo. Apegarnos a nuestros valores liberales hes de vital importancia.

Me niego rotundamente a ver las noticias porque el mundo está loco y no lo puedo soportar.

De cualquier forma son todas conspiraciones. Nadie puede probar que ésto (o Sandy Hook o el 11 de Septiembre o el Holocausto) realmente sucedió.

La gente sensata debe salir de su complacencia y tomar una posición, luchar, exigir un cambio. Aquellos que lo hacen son héroes. Aquellos que no lo hacen son el problema.

La raíz de esto y de muchos otras tragedias es _________________. (La pobreza, los empleos, la misoginia, la educación, Obama, Sarha Palin, Las Naciones Unidas, el agua contaminada, las religiones)

Qué se vaya a la mierda el Oriente Medio! ¿Cómo es que hemos llegado hasta aquí? Dejemos que todos se maten entre sí.

La compasión por nuestros enemigos parece imposible, pero hay que intentarlo.

Sólo los imbéciles piensan que es buena idea el ser amables con la gente que quiere degollar.

Necesito procesar mis sentimientos antes de reaccionar.

Los sentimientos, los sentimientos levántense repugnantes profecionistas burgueses y hagan algo!

Se podrían formar argumentos muy solidos para cada uno de estos puntos. Sin embargo, qué diablos… En este preciso momento, son todos inútiles y todos tienen una característica en común: cada uno es un esfuerzo para bloquear el dolor. Cada uno tiene la intención de poner algo, cualquier cosa, entre tu y el contenido de tu propio corazón. Culpar al fundamentalismo, a las armas, a los políticos puede ser totalmente razonable y válido, pero ahora mismo, no importa.

La genialidad o la vehemencia de vuestra perspectiva no cambiaran su dolor, su rabia o su aturdimiento. Solamente la enterrará. Me planteo qué es el dolor, la rabia y el aturdimiento que en realidad son la raíz de ésta y de otras tragedias. Podemos evitar contribuir a la gran piscina de sentimientos incipientes que surgen como dolor infringido en lugar de dolor afrontado y sentido.

Hay algo que pueden hacer y además de ser poderoso, invocará la decencia humana y primordial y afrontará este acto inhumano.

Sentid.

Permitan absolutamente e irreblediablemente tener el corazón destrozado. Lloren, sollocen, enójense, Lloren, sollocen, enójense. Cada vez que su mente trate de decirles, “ésto lo causó la política, o este mundo está podrido, y tengo que salvarlo, por favor esperen. No les digo que no deben reaccionar. Si debemos. Pero antes de actuar, debemos sentir.

Al final no sólo es útil sino que es jodidamente feroz. Los cobardes tratan de ahogar los sentimientos intolerables en acciones pensadas mal. Los guerreros abren sus corazones. Ellos se permiten sentir lo impensable y permiten que los cambie, que los golpe, que los destroze y mientras los devora, los guerreros esperan, observan, sienten, dentro de este estado, no fuera de él. la mente trabaja para que su respuesta, la que está afianzada, no en teoría sino en relación a la rabia, a la miseria, al terror que invocó ésto. Así es como se ve la valentía, mis amigos. Cualquiera que trate de deciros que éste es una tipo de mentira aniñadas y new age estilo Oprah Deepak, no conseguirá su objetivo.

Existe una extraña redención en el corazón dolido. Ahora sus corazones están preparados. Ahora pueden ayudar.

Teniendo como base la pena de vuestro propio corazón, podéis extenderlo al sufrimiento de todos aquellos que han sido involucrados directamente. De este modo se sostiene la mente, usando el propio dolor como energía. De esta forma evitas hundirte. La rabia se consuma, y además la depresión se subvierte. Por favor inténtenlo.

Siéntense cómodamente, relájen su mente y luego piensen:
Para todos ustedes, hombres y mujeres que perdieron sus vidas violentamente hoy y tal vez estén por allí vagando aterrados y confundidos, comparto su sufrimiento. A cambio, ofrezco mi paz.

Inhalen el sufrimientos de todos ellos, exhalen paz.

Para todos aquellos que presenciaron este horror, comparto su chock atónito. Que yo pueda tomar aunque sea un pequeño pedacito de vuestro dolor y rabia en mi corazón para liberarlos de la pena. A cambio les mando mi fuerza.
Respiren sufrimiento, exhalen fuerza.

Para todos aquellos hermanos y hermanas en Francia que están viviendo en este día horrible y ahora tienen reaccionar, comparto su confusión. Que yo pueda tomar su miedo y rabia y todas sus pesadillas, en cambio les mando mi valentía.

Respiren sufrimiento, exhalen valentía.

A los políticos franceses, doctores, enfermeras policías y paramédicos que presenciaron y ahora deben de actuar, comparto su desesperación. Que pueda tomar su shock y confusión. En cambio ofrezco mi seguridad y mi corazón abierto.
Cuando estén listos para cerrar la meditación, permanezcan sentados por unos minutos (o algunos instantes) antes de reanudar vuestras vidas.

No podemos dejar de lado a los responsables de este crimen. Podemos odiar al monstruo horrible que hizo esto. Podemos condenarlos y excoriarlos. No estoy diciendo que no lo hagan. Es inútil (en especial para ustedes) pero es humano. La única cosa que no debemos hacer bajo ninguna circunstancia es imaginar que somos diferentes a ellos. No lo somos.

Se necesitaría una gran persona para ofrecer compasión a los pepetuadores pero hoy yo no soy capaz, al menos no por ahora. Sin embargo aunque no soy compasiva, tampoco permitiré imaginar que si viviera sus vidas, sería diferente a ellos. Por hoy, esto tendrá que ser suficiente.

Mientras tanto, abracen aquellos a quien aman, haganles saber la terrible belleza y el trauma de ser un ser humano y honren cuan frágil somos todos. Ruego por que lleven una vida de bien lo más inteligentemente posible. Tal vez, hoy eso signifique llorar. Mañana, podría significar salvar a todo el mundo.

[social_share/]

categorized in: ,

2 Comments

  • Posted by:  liliana

    Saludo y gracias!

    De todo lo que he leído que no es poco, encuentro su reflexión como la más cercana al sentir; a lo real de las actitudes y posiciones o reacciones, a la psicología; a la sabiduría del budismo.

  • Posted by:  Marcos Revérberi

    Querida Susan: om svasti Aunque he escuchado -en inglés- las prácticas e instrucciones de Susan, no lo he hecho con la debida constancia o perseverancia. Me alegro mucho de encontrarla de vuelta, y me complace leer algún mensaje dirigido y traducido a quienes tenemos el español como lengua materna. Puedo seguirla en inglés sin problemas, pero es un gusto poder decir: ¡Gracias, Susan!, por la via sencilla con que nos acercas la práctica y enseñanza de los grandes maestros, inalcanzables desde aquí en el sur del sur… -salvo a veces por internet, como es en tu caso. Pero tú has sido una suerte de compañera lejana y considero que pertenezco a tu comunidad, porque he atendido a tus sugerencias siempre que las escuché. mangalam Marcos Revérberi – Montevideo, Sth. America

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *